El dinero incautado a las mafias servirá para atender a las víctimas de trata. El Plan Integral de Lucha contra la Trata con Fines de Explotación sexual, aprobado ayer en el Consejo de Ministros, incluye la creación de un Fondo de Bienes decomisados. Estos bienes se destinarán a la asistencia a las mujeres explotadas y a mejorar las actuaciones policiales contra este delito.

Para el Gobierno uno de los objetivos principales del plan es precisamente la atención y protección a las víctimas. Así, el plan contempla la creación de unidades móviles para llegar a estas víctimas, quienes muchas veces permanecen incomunicadas. Según explican todas las asociaciones que trabajan en la atención a las mujeres que son obligadas a prostituirse, resulta en ocasiones especialmente difícil llegar hasta ellas. Muchas permanecen encerradas en pisos o en clubs de alterne y sólo salen de sus cuartos cuando llegan los clientes.

Las víctimas también tendrán gantizado el alojamiento, ya sea en casas de acogida o a través de centros gestionados por las ONG, el tratamiento médico y psicológico y el asesoramiento legal sobre servicios y programas. Durante el tiempo de reflexión que tendrán para decidir si presentan denuncia (que será de al menos 30 días), las víctimas recibirán una cantidad de dinero fija para poder mantenerse.

Violencia contra las mujeres

La presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, acogió “como un avance importante en la protección de las mujeres” la aprobación del plan. Para la feminista, el hecho de que el programa haga una mención específica a que la trata con fines de explotación sexual es una forma de violencia hacia la mujer “es un punto muy significativo. “Podría ser el primer paso para la erradicación completa de la prostitución”, opinó.

El plan también recoge la especial vulnerabilidad de las víctimas de la trata cuando se tienen que enfrentar al proceso judicial. Por ello se incluyen medidas que eviten que los explotadores puedan influir en ellas. Así, se estudiará la posibilidad de que el testimonio de las denunciantes tenga categoría de prueba anticipada. Esto quiere decir que serán suficientes las declaraciones realizadas en la fase de instrucción del caso, por lo que la víctima no tendrá que declarar de nuevo durante el juicio.

El miedo a que sus familias sufran represalias es otra de las razones por las que las víctimas rechazan denunciar a las mafias. Pero a partir de enero habrá mayor protección gracias a la comunicación con cuerpos policiales de los países de origen.

Fonte: http://www.eldiariomontanes.es/20081212/nacional/destacados/gobierno-aprueba-plan-derechos-20081212.html

Deixe uma resposta

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.